Facebook Twitter Google +1     Admin

Entre tu cuerpo y mis brazos.

En el momento en el que se perdió en la lejanía, comprendí lo importante que se había vuelto para mí.
La decisión de continuar mi camino, de llegar donde me había propuesto, pasara lo que pasara, empezaba a desvanecerse.
Ya no importaba tanto mi futuro, mis metas, como estar a su lado.
Ella había variado mi rumbo.
Cada mañana salía convencido de que no era más que un espejismo lo que yo albergaba, y que en cualquier momento partiría hacia el trabajo por el que tanto tiempo había luchado, hasta que desde la plaza divisaba las figuras labradas de su balcón.
El corazón escalaba las sienes a golpe de tambor y el estómago, en tempestuoso torbellino, blandeaba mis piernas.
Aturdido acudía al portal con la secreta esperanza de cruzarme contigo, de arrancar de ti una mirada cómplice que me fortaleciera, que acortara la distancia entre tu cuerpo y mis brazos.
Ahora mi único propósito era hacerte conocedora de lo que yo sentía, y acallar las voces de un corazón cautivo.

FreeWolf
22/01/2005 01:09. #. Noctívagos

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris