Facebook Twitter Google +1     Admin

Bosque de manchas

Bosque de manchas

Desprovisto de las sombras el cielo
atenaza con la luz el regreso de las bardas,
la vuelta a la insondable tiniebla de lo arcano
donde las cuevas eran bocas inmensas y abiertas,
tragaluces de pigmentos y mares de siluetas,
allá en lo que fuera la llanura inexpugnable.
  
Vencen las marismas los aleteos de los pájaros
en la inmensidad azogada del agua y los vértices
de los celajes encajan las figuras en los sueños
mientras los brazos de los inertes labran la tierra
y el fruto de la derrota se aleja en el viento
musgoso y ensimismado…
  
Raudales de manchas se arremolinan en los tallos
donde las hojas poblaron de verde la inercia
mantenida de las estaciones en las cadenas
con los viejos relojes que del bolsillo penden
estratificados de deseo y la abundancia.
  
Se extienden celosas de su destino las montañas
en los crepúsculos del horizonte cárdeno
y acarician las gemas en los ojos ciegos y remotos
desde los que contempla el mundo el ungido
de los hombres desheredados
de los pensamientos que agitan las aspas del reino.
  
© José Luis

18/03/2009 17:31. Autor: José Luis García #. Noctívagos

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris