Facebook Twitter Google +1     Admin

Días de fiebre.

Hasta el brocal de tus sienes inertes
he acercado palpitantes los labios prestados
con la voz de las palabras eternas, que brotan
al rumor de los rezos ancestrales a las diosas.

Y en ellas he plasmado mi presencia con un beso
de amor fraterno, de compañero de pelota
ausente de tu escondite, desesperado en el intento
por salvarte, de que el “grande” rompiera tu peonza.

Alrededor de las faldillas del brasero
todavía me quedan las tardes, lluviosas,
de nevera asaltada, de cómplices recompensas
de tesoros de galleta y chocolate.

Y quizá sean mis sienes
las que tus labios rocen
con las palabras de entonces...
¿Vienes?

FreeWolf
22/08/2004 01:06. #. Cubil Bucólico

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris