Facebook Twitter Google +1     Admin

Prófugo el tiempo

20060226171903-reloj.jpg

Las manecillas no aciertan a revelar los extáticos símbolos
que inconscientes rastrean los surcos de mi pensamiento hilvanado
en tu cuerpo con los instantes despojados a las permanentes parcas
de las mortales runas y los irreductibles usos.
 
La nube que recorre mi mente descarga mansa las pavesas
teñidas de sueños y memorias, y me confiere esa versatilidad
que el espíritu vierte desde la génesis de los tiempos.
 
Me inquietan las palabras en la faltriquera de la sombra
y sus sonidos, en la quietud de la distancia, presumen secretos
que resuenan en las cuencas verdemares del abismo.
 
Se aparta la luz más allá de los destinos inhumados y la voz vacía,
y el silencio aterra los recogimientos incrustados en la natural malicia
de la atávica poma trabada en las danzas profanas de las sierpes.
 
Así el reloj en su continuo caminar persigue la nada,
las horas fugaces esclavizan el ritmo del tiempo
y la eternidad pronunciada en la heredad de tu cuerpo
aflorará indeleble en el devenir de cada grácil crisálida.

 

FreeWolf

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris