Facebook Twitter Google +1     Admin

Extático intento

20070907010756-extaticointento.jpg

Nace el sol en la mañana de septiembre
entre temblores de cielo y de sombras
donde mis dedos esconden en tu pelo
hirsuta la línea púrpura del horizonte.
                
El día busca en el cielo los colores
carmesíes de la sangre que cálida
recorre los litorales de tu cuerpo
buscando un esclusa donde fondear
imperecederas las ansias del deseo.
                        
Inhiesto resplandece un obelisco
turgente de pálpitos y ardores
entre la espuma blanca de tu piel
y esa cavidad deseable y misteriosa.
                     
Penetro el interior húmedo de un jardín
aromado de brotes ingrávidos y rosas
cuyos pétalos rezuman polvillo de estrella
de mis pasos por los sueños de la luna.
                      
Es el tálamo nuestro intento
de ser los fulgores que el sol y la luna
depositan en las profundidades de la tierra,
guardiana perpetua de los amores
y los secretos.
                        
©  José Luis

Comentarios » Ir a formulario

Autor: buho

AHHHH. ¿Hablabas del anochecer y el alba? ¿O no? Menudo poema... Bueno, me hago a la idea que hablas del sol y la luna. ¿O no? Siiii, del sol y la luna. Aunque si lo pienso bien, igual te refieres a... Alaaaaa, pero si el obelisco está en París. Jajajaja.
Muchos besos

Fecha: 07/09/2007 09:21.


Autor: José Luis

¿No es de Paris de donde se supone que trae la cigüeña los niños...)
;-)

Fecha: 07/09/2007 15:46.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris