Facebook Twitter Google +1     Admin

Una llamada

20071027200217-llamada.jpg

Suena en el interior
la vibración del teléfono
a través de la silenciosa estancia
irrumpe una voz.
       
Son palabras anónimas
perdidas en el olvido
en la espesura de la sombra
donde sus nombres
son placentas de silencio.
         
¿Dónde acudir
cuando el dolor lacera
los años de existencia
y las lágrimas
anegaron con profundidad
los recuerdos de la infancia?
       

Quizá esa presencia
al otro hilo
sea el aletear de un ángel
que humano en su esencia
se aferra a la pérdida del edén
porque es su única recompensa…
            
©  José Luis

26/10/2007 23:50. Autor: José Luis García FreeWolf #. Dentelladas

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Rosa

Bueno,espero que no se te haya olvidado el texto y que esto sea solo el principio de nuevas palabras... pero si quieres te llamo... Jose Luisssssss!! me has oido??

Fecha: 27/10/2007 03:35.


Autor: gobina

Hay ,noches de sol.y días que son la noche...

Es curioso,como el recuerdo de lo feliz,ya no es feliz,y el recuerdo del dolor,siempre es dolor...

cuaquier desconocido que consuele,puede ser un ángel,cuando el corazón aprieta,y el estómago se convierte en un nudo...

Dulces sueños...
puedes acudir a mí,si un día no sabes donde acudir...:-)


Fecha: 27/10/2007 21:05.


Autor: Chus

Esperanza buscada al otro lado del auricular, consuelo anónimo,pero esperanza, siempre esperanza. 923 22 11 11

Fecha: 30/10/2007 19:49.


Autor: José Luis

Teléfono de la Esperanza, dígame...

Fecha: 04/11/2007 13:21.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris