Facebook Twitter Google +1     Admin

Al otro lado del poblado

Poblado

Muescas de miedo y pintura
alrededor de la piel, de los misterios,
era temprano, no había luz afuera,
sólo el sollozo de unas madres,
obligatorio el abandono
del hijo que fuera.
  
Tiembla la voz desde dentro
donde reposaba la armonía;
ahora te piden ser valiente,
temerario, quizá ser héroe.
  
Un trozo de lienzo, una bolsa
en la que recoger los fetiches
de toda una vida,
eso y las manos vacías
mientras en la selva
feroz el león
y el corazón,
rugían.
  
Hombre le hallarían a su vuelta,
guerrero del poblado
cazador de muertes
entre la sangre y sus hermanos.
  
La mayor de las heridas,
el peor de los fracasos,
la mujer para su vida,
el grito de la guerra
el nacimiento de un hijo…
de nuevo todo muescas
en el tótem de la tribu
una iniciación para la vida…
¿estabas preparado?
  
Las carnes trasparentes
en las arrugas del tiempo,
viejo en los años y en el respeto
vuelves al otro lado del poblado
para marcharte con la muerte.
  
© José Luis

02/03/2009 23:17. Autor: José Luis García #. Cubil Bucólico

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris