Facebook Twitter Google +1     Admin

Pecas incoloras

20070819185736-pecasincoloras.jpg

La piel recubre el cuerpo de sensaciones

desde la atalaya crepuscular del cerebro

como un sol de invierno que se rinde al día

naciente en otra mañana de la esfera

sinuosa del pasado entre tus brazos.

                         

Recorren las lágrimas el río oculto de la entereza

a través de la tinieblas que ocultan los árboles

sagrados del Edén a los hombres desde el pecado

de querer interpretar las verdades indestructibles

en una bola de cristal amalgamada de carne y tierra.

                                 

Indelebles las máculas de la humanidad

se van pasando de generación a generación

como invisibles y pertinaces sombras

que golpean las sienes en latidos profundos

de inconsciencia e instinto sobrenatural.

                            

Miro mi piel y observo incesantes los lunares

del tiempo, la edad y las imperfecciones

sujetas a la heredad de la luna y las mareas

de mi alma alrededor de la luz de tus ojos.

                         

Quiero que sea la infinitud tu cuerpo mi cobijo

amarrado a la impalpable inmensidad de las riberas;

tus ojos, faros incorpóreos, alumbren el camino

de mis labios por tu nombre hasta la calma innegable

de todo hijo de Eva en la eternidad inexplorada.

                           

©  José Luis

18/08/2007 23:20. Autor: José Luis García FreeWolf #. Dentelladas

Comentarios » Ir a formulario

Autor: gobina

El tiempo,nos deja marcas en la piel y en el alma...Las de la piel,ahí se quedan,cada día ,aumentaran,hasta que quizá un día no nos reconozcamos en el espejo...las del alma...se suavizan,se serenan,se calman día a día...
El alma con el tiempo,puede llegar a una serenidad,como la de la nube blanca,que no siendo nada,parece ser feliz.
El alma puede quedar transcurriendo de aquí para allá sobre las olas que pasan como un remo perdido...

Un cuerpo que sea cobijo,y unos ojos que sean luz,es lo único que consuela al alma, que sigue la dirección de un tiempo sentenciado...

Fecha: 20/08/2007 01:27.


Autor: José Luis

Los ojos son la ventana al mundo por donde entra la luz y también las sombras, sim embargo los ojos de la amada son la puerta al desván secreto donde podemos encontrar un mundo fascinante...
El cuerpo es de lo poco temporal que nos pertenece y hacer de él un lugar seguro para otro es entregarse de veras...

Fecha: 20/08/2007 03:06.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris