Facebook Twitter Google +1     Admin

Keroseno

20071101192001-keroseno.jpg

Vendrás conmigo
por las calles de mi ciudad
donde los pasos dejan frente al río
partícipes los esplendores de la mirada
que una vez y otra amartillan al corazón
con voces que convergen en los jardines.
          
Fresco el aire deja en la sombra las siluetas
que rondan milenarias las piedras del destino
mientras las palabras surgen y hacen camino
purpúreo frente al mar inmerso en mis pupilas.
          
Atrás quedaron las dudas, sombra de guerrero,
que ciñe Ballester a su silla y a un café de metal
tras cuatro ojos que tratan de dos existencias,
de unos dedos al teclado o de la verdad inconexa.
           
Nos deja el tiempo correr tras los cristales
como gotas de lluvia que aclaran los sueños,
la realidad de lo inventado, un caro misterio,
entre los brazos abiertos de la noche.
              
Y de frente, con el volante entre las manos,
sonriendo sola te fuiste con los ojillos
repletos de sensaciones de este momento
hacia esas murallas que cobijan tu ánima…
       
©  José Luis

01/11/2007 17:44. Autor: José Luis García FreeWolf #. Dentelladas

Comentarios » Ir a formulario



Autor: Gobina

¡Qué bonito escribes¡¡

Es cierto,me vine al volante,sonriendo ,mientras veía por el retrovisor,tú brazo en alto diciendo adios,y...Con el alma llena de sensaciones...

Sensaciones,que transmitian el alma del poeta tras su mirada...Un alma que va siguiendo y mirando,que deja correr el tiempo ,sin prisa,sin reloj,sin movil...Un alma tranquila con la que es muy ,fácil conectar...

Guardaré,esas horas en la memoría,pero sobretodo ,guardaré en la retina de mi alma...El momento en el que aparecí en la plaza,y buscaba el reloj...Y te ví...paseabas de un lado a otro,paseos pequeñitos. Mirabas ,para el frente de esa entrada.No me veías ,porque venía por tú espalda...Qué magia la de observar sin que te vean...

Ha sido un placer,pasear ,hablar,escuchar,mirar,y sentir contigo

dulces sueños.
un besito.

Fecha: 02/11/2007 00:47.


Autor: José Luis

El ágora de Salamanca
es un lugar incomparable
para el encuentro,
para bordear la amistad
entre los rincones solícitos
que la luminosa y fresca mañana
dejaba como un manto
entre nuestros pasos y las palabras.

Yo también sonreía
con el metal de Keroseno
mientras jugaba con los recuerdos
de una voz palpitante
entre las fibras de mi silencio
y el azur intenso de la mirada.

E iré contigo
por las calles de tu ciudad
a cobijar las murallas
que me observaron
como en un sueño.

Fue mutuo el deleite…

Fecha: 02/11/2007 03:04.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris