Facebook Twitter Google +1     Admin

Re-posando

20071224172518-reposando.jpg

Vengo de un país
donde no existe la verdad ni el tiempo
y las lágrimas son tejas azules
que resbalan a la lluvia y al silencio.
  
Mil ojos son las calles inexplicables
por donde sólo se pasará una vez y nada más
porque el materia carece de brújula
y la apariencia es un minuto de arena entre los labios
que dijeron olvidos y posaron pájaros en la noche.
  
Siento cómo mis alas se desunen del cuerpo
y me precipito al vacío denso como una cristalina  esfera
donde el aire es agua que el mar abandona en las costas
como peces que ya no necesita
o pulmones que nunca dirán las palabras usurpadas
a la muerte o a la vida.
  
Quisiera púrpura una luna
que reflejara la luz de tu ánima
y dejara entre mis manos
los anhelos que el arco iris
esparce entre tu piel y mil besos,
torrente del deseo y mis labios.
  
Ahora que reposo en la oscuridad del cuarto
se encumbran otras alas que ya descansan
sobre la repisa fragmentada de tu frente
y la mirada distraída de nuestro pato.
  
©  José Luis

23/12/2007 22:14. Autor: José Luis García FreeWolf #. Noctívagos

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Clara

ESPERANZA


Hay canciones perdidas, como tu nombre
Que se recuerdan en la isla de las sombras.
Hay sombras que desaparecen con la luz.
Hay luces que vienen de fuera.
Hay sueños que nacen de dentro.
Hay pisadas que aun recuerdo.
Hay noches sin aliento
Hay luces sin sol…
Que nacen de dentro.





Aprovecho esta página de Jose Luis, para felicitaros estas Navidades a todos.

hace mucho tiempo que no sé de vosotros, pero un halo de nostalgia hoy ha llegado, al recibir la felicitación de Jose.

Un abrazo para todos vosotros y en especial a JOse Luis por brindar está encantadora página

Fecha: 24/12/2007 17:26.


Autor: José Luis

Hola Clara
Es un placer y una alegría recibir estas líneas tuyas...
Hay días que sin saberse por qué dejamos escapar el hálito que llevamos dentro... y no sé bien si eso es signo de esperanza o de necesidad...
Una abrazo muy muy fuerte

Fecha: 24/12/2007 19:23.


Autor: Clara

No sé por qué, la nostalgia inunda esta noche mi alma. De repente vuelve a mi, Salamanca , piedra aurea y despiadada.


José, dime: las noches siguen tan frías, o eran cosas del acaso que precedía al ocaso helado y mísero?


Abedules…Recuerdo sauces llorones en las márgenes de no sé qué río. Recuerdo un río y unas manos al cruzar las piedras. Recuerdo sueños divagando en la noche. Recuerdo…


Mira uno de los más hermosos momentos de Platero:
Pareciera Platero, mientras suena el Ángelus, que esta vida nuestra pierde su fuerza cotidiana, y que otra fuerza de adentro, más altiva, más constante y más pura, hace que todo, como en surtidores de gracia, suba a las estrellas, que se encienden ya entre rosas...Más rosas...Tus ojos, que tu no ves , Platero, y que alzas mansamente al cielo, son dos bellas rosas.

(Juan Ramón Jimenez)

Ah, esa fuerza que nace dentro mientras que esta vida nuestra pierde fuerza…

Otro abrazo.

Fecha: 25/12/2007 00:38.


Autor: José Luis

Así es Clara, sigue siendo un lugar frío y húmedo, y hasta neblinoso; pero es nuestra Salamanca, donde las piedras dicen nuestros nombres y las calles retienen nuestras voces y cánticos donde una vez vivimos juestra juventud... y más cosas.
Y tus ojos, Clara, qué son ahora tus ojos...?

Fecha: 25/12/2007 23:39.


Autor: Clara

Mis ojos siguen mirando con inocencia, y a veces…¡ya sabes!, la mente le recuerda que no es verdad lo que ven.

Y vuelven a mirar y siguen sin ver lo que la gente quiere que vean. Nace entonces la rebeldía y el fuego entero se acumula en esos ojos que se niegan a ver, desde otros ojos.


Son como ventanas por donde pasa la vida, pero la vida que hay dentro.

A veces saltan chispas en esos ojos- los míos-. Chispas burbujeantes como si fueran cava de la mejor cosecha.


A veces- ya lo dije-, echan fuego ante la mentira.


Otras – las más- se recuestan plácidamente en la serenidad. Como si fueran océanos. Han navegado en tantos mares que ya se hicieron amigos de tormentas y apenas si se alteran ante nada.


Siempre dije que eran ojos honestos.


Cada vez miran más hacia dentro. Como si la creación fuera dentro. Como si lo de fuera, estuviera inerte y muerto por ser la creación de otros ojos ya pasados.


A veces, son ojos de amor. ¡Muchas!, cada vez más…veces. Se han ido a acostumbrando a amar hasta lo que parece no amable. No por nadie, sino por el egoísmo de mantener el brillo en ellos.


También son ojos socarrones y pícaros y enfurecidos. Son la totalidad del todo, como los ojos de cualquier persona. Por ejemplo: Como los ojos de todos vosotros.

Pd.- José, no me piques a escribir que sino tu blog se convertirá en el mío.

Me ha encantado dejaros algo de mí, por Navidad.

Amenazo con volver, cualquier Primavera, por aquí.

Fecha: 26/12/2007 00:47.


Autor: José Luis

Te esperaré, Clara,
como la suave lluvia de abril,
para entonces dejarte rebalar
por los tallos de mis ojos
y ver cómo rebrotan las lunas estivales
alrededor del fuego
y de la noche...
Besos

Fecha: 26/12/2007 02:05.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris