Facebook Twitter Google +1     Admin

La ropa de la fachada

20080529160149-ropafachada.jpg

Hay fachadas aisladas,
sobre ellas la ropa se extiende
como estandarte de intimidad
expuesta al aire, al sol
y a la curiosa mirada de los paseantes.
  
Hay fachadas asentadas
sobre el azul celeste de un árbol
con las ramas extendidas
y con desnudas prendas colgando,
no hay interior más paradójico
que el de sentimientos acallado.
  
Hay fachadas encaradas
a las verjas del deseo
tras encarnadas y tenues sedas,
tras los herrajes que las separan
de los roces atrevidos y etéreos.
  
Hay fachadas encaladas
en las nubes y celajes
de ríos profundos y esquinados
a las afueras de los lugares
sobre puentes de juncos y amalgamas
de noches terciadas con la luna llena.
  
Hay fachadas acostadas
sobre las sábanas del olvido,
fachadas de antaño, de abuelas
sonrientes en los labios rociados
del tiempo extraído a la vida.
  
©  José Luis

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris