Facebook Twitter Google +1     Admin

El arroyo.

Arroyo.JPGManso el arroyo mana límpido
entre los tersos surcos del pensamiento
y la lívida inconsciencia
inunda las negras tinieblas de la noche
con el perfume de tus senos.

El deseo de mis labios
posa en la hierba cárdena
el rocío indeleble de los lirios del edén
donde innata su fragancia
espuma los hilos de tu ser.

Y hechizado el naciente día
con el ardor apasionado
consiente que en la perdurable estancia
aniden los brazos amantes
entre las inmaculadas alas del silencio,
las cómplices miradas
entre las irisadas pompas del ensueño
y las cuidadas caricias
entre los pliegues del sutil cendal de lo eterno.

FreeWolf
16/10/2005 11:46. #. Noctívagos

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris