Facebook Twitter Google +1     Admin

Una goma de borrar

20071003011419-gomaborrar.jpg

Pasean las letras por el cuaderno
inconexas como un mar enfurecido,
y arrastran blancos los rastros
por la punta roma de los dedos.
                      
No se enturbia el aire que golpea
las venas gruesas del suicidio
y en una esquina se esconde la A
de los puños enguantados del silencio…
                
El pasado es una tilde en el vacío
donde se contonean ancestrales las olas
y las bacantes tejen las danzas del deseo
a las crestas del Olimpo y sus diosas.
                     
Va aconteciendo la vida
entre los prietos recovecos de la rutina
y sólo aquellas letras que atinen con las alas de la luna
se salvarán de la quema
o de la goma de borrar de un niño…
                
©  José Luis

02/10/2007 23:51. Autor: José Luis García FreeWolf #. Dentelladas

Comentarios » Ir a formulario



Autor: Chus

En el cuaderno de la vida, escribimos nuestras impresiones a medida que las vivimos, a veces entre líneas se puede leer aún más de lo que hemos escrito, y en ocasiones la goma de borrar de un niño sería bienvenida mpara borrar palabras sueltas y reescribir luego párrafos enteros.
beso silencio y sonrisa. Chus



Fecha: 03/10/2007 09:28.


Autor: gobina

La vida se nos va entre rutinas,y en nuestro caminar,dejamos letras y palabras,que no puede borrar, la goma de un niño,y acaban pidiendonos cuentas,porque fueron escritas con la tinta del silencio,y son testigos del olvido...

dulces sueños ,poeta...

Fecha: 03/10/2007 21:16.


Autor: José Luis

CHUS
**********
Párrafos de olas en las nubes del pensamiento
y un cuaderno para anotar
los sucesos de la Aurora
entre las sábanas del silencio,
silencio que aflora
en el lloro de un niño
que nace al mundo y a la vida
de las impresiones y el anhelo,
de tus labios nace un beso
y de mis años un suspiro...
ay, vida mía que surcas
la profundidad del viento
y dejas en cada amanecer
la mirada y un te quiero...

GOBINA
**************
Tinta que a los ojos invisible
dejas el rastro de un cuerpo
que vio nacer la mañana
y en la noche su óbice
abandonado al olvido
del canto de las sirenas
y el murmullo de un mirlo,
vuelva la vida a nacer
un primaveral domingo
de una mañana cualquiera...

Fecha: 05/10/2007 02:01.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris