Facebook Twitter Google +1     Admin

Copas blancas

20071112172033-copasblancas.jpg

Blancas llamaradas se confunden en el bosque
con los ojos de la noche y el deseo,
es el transitar imperceptible de unicornios
hacia en monte venerable de las ánimas
donde el viento aguarda el instante
de ser generadora bruma de sueño
y los ojos la razón cierren
como se cierra una puerta a la espalda.
  
Caen de la luna los rayos
en fina lluvia
y la tierra recoge el cansancio del aire
tras siglos de ecos y palabras
que los hijos de Eva perdieron
en la gruta de la veracidad y los ensueños.
  
Retengo en las pupilas
el fulgor de las estrellas,
esa lejanía que me contempla
fugaz en el paso
como un unicornio extinto
del que sólo quedara el recuerdo
y acaso
el brillo de esos ojos
que mi mirar pretendieron…
  
©  José Luis

Comentarios » Ir a formulario

Autor: gobina

El unicornio,jamás se va de su territorio.Es un animal solitario y esquivo,que a veces se tumba en la cima de un monte ,y mira sus ideas ...o mira lo que tú escribes.a veces no comprende lo que se dice,o se confunde su alma y espera que la claridad vuelva al corazón.Sentado en un lugar predilecto,leyendo tus versos...
Los unicornios,tienen un corazón noble,y nobleza de sentimientos .jamás se extinguiran...

Un beso

Fecha: 14/11/2007 09:47.


Autor: José Luis

Admiremos la belleza del unicornio, donde sus ojos engendran el misterio y los solitarios parajes del alma y cabalguemos en la libertad de la noche los sueños predilectos, esos que nos acompañarán más allá de nuestros huesos...

Fecha: 17/11/2007 02:36.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris