Facebook Twitter Google +1     Admin

El deshilachado del estandarte

20080316130159-deshilachadoestandarte.jpg

La plaza mana carmesí el linaje de su historia
tras las columnas que sostienen las costumbres
con el pasar de los batallones de gentes y modas
ante el cielo azul y raso de un lugar de Castilla.
  
Fueron las huestes sangre verde en la orilla
del río que se eternizara en distintiva primavera
donde mana fresca la hierba que fuera estirpe
de sonido de tambores y de espadas confluencia.
  
Inmortales son las heridas que se desgarran
en los corazones separados de las antífonas
a la sombra de los estandartes que ondulan
guerrera piel y acerado peto en sus leyendas.
  
Venden el olvido con exquisita lluvia de amnesia
para desenterrar las raíces de este pueblo inquieto
que se arremolinaba en su plaza como en una telaraña
de la que no se puede huir siquiera por un deshilachado.
  
©  José Luis

11/03/2008 15:59. Autor: José Luis García #. Estelas

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris