Facebook Twitter Google +1     Admin

Luz tardía

20070719234332-luztardia.jpg

Los rayos que del sol nacieron hace ya tiempo

llegan mansos al crepúsculo después del cruce

universal por los espacios desiertos e inexplorados.

                        

Acarician la piel de la Tierra y sus otras tierras

con la misma profusión que un prodigado amante

deja en cada caricia insinuado el vívido deseo.

                         

El cielo, testigo del momento irisado, se enciende

al contacto etéreo y candente de los sutiles roces

y la calidez inmanente de todo cuerpo fecundado.

                        

Sólo esa negrura inmarcesible sujeta las alas

que unas nubes pasajeras cedieron a la noche

para su encuentro habitual con la luna clara.

                              

Toronjas mis pupilas arden

ante la desnudez de tu cuerpo

entre los pliegues de la sombra.

                       

©  José Luis

19/07/2007 23:41. Autor: José Luis García FreeWolf #. Noctívagos

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: marcos

Felicidades por sus poesías. Acabo de conocer su blog por blogueratura y encuentro muy agradable su poesía, gracias por compartirla. Seré lector suyo de aquí en adelante.
Encantado de conocerle.

Fecha: 20/07/2007 20:11.


Autor: buho

Y un momento de la tarde, llena el alma de deliciosa tranquilidad y encontrados anhelos...
Besos

Fecha: 20/07/2007 21:01.


Autor: José Luis

Gracias Marcos por tus palabras y lectura...

Sí, Buho, la tarde es propicia para recolectar los frutos de la mañana... Besos

Fecha: 21/07/2007 05:18.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris