Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2006.

Hubo un tiempo

20061007011420-un-tiempo.jpgHubo un tiempo en el que las palabras carecían de sonido y los hombres que las pensaban se dedicaban con la paciencia del artesano, que despierta al día con los resortes de la ilusión y de su oficio, a esmerarlas y forjarlas un destino.
                          
Entonces las palabras se dejaban aferrar y disfrazar entre las riberas del indómito tiempo cuando la naturaleza ya no era el paraíso y los animales se acercaban con sus ecos a la hondura de la sombra en las inexorables grutas de la meditación y el ensimismamiento para acumular en su poso la leyenda de la trasgresión y la mudanza.
                       
Y hubo un día en el que el susurro de sus notas purificó nuestros sentidos amantes con el rumor de las olas teñidas tras el carmesí de tu boca y el glauco aroma del deleite.
            
© FreeWolf
05/10/2006 18:23. Autor: José Luis García #. Noctívagos No hay comentarios. Comentar.

La ciudad

20061007013255-ciudad.jpgEn el transcurso de la vida
no sólo pones aprecio en las personas...
El lugar en el que naces,
en el que creces,
en el que vives
va formando parte de ti:
las calles,
las piedras,
los jardines,
cada rincón visitado,
cada huella reconocida,
cada nueva apariencia...
                     
Y formas parte de sus paseos,
de su sol,
de su despertar...
                   
Y en toda gota de lluvia
pones la lágrima de tu tiempo;
en toda iglesia,
medallón,
o escalera
el recuerdo de una promesa.
                
Y a ella te arrimas
como al cuerpo de la amada,
como pitanza a tu alma
de edén eterno...
              
Porque sabes
que en algún momento
la savia de mis huesos,
al igual que tus labios
en mudas miradas
retozarán entre sus auras.
           
©  FreeWolf
06/10/2006 23:17. Autor: José Luis García #. Dentelladas No hay comentarios. Comentar.

Otra tarde

20061008215225-tarde.jpg

Juega la tarde

a escaparse entre los celajes

que la sombra deja en el crepúsculo

y que mi voz aguarda

mientras marcan suaves los aleteos

el final de los relojes,

el paso etéreo del tiempo

y el recogimiento

que acompañan en la noche

la tersura de las sábanas

y los sueños.

                               

Abandona el sol

la luz del recuerdo

tras los cárdenos reflejos

de la bruma de un mar lejano

y en sus glaucos movimientos

acompasan a la lluvia

fecundando la tierra

en su savia y sus memorias

mientras recogen tus manos

la ancestral caracola del silencio

y la arrimas al oído

buscando el eco del misterio

que es la vida

con el sonido de un “te quiero”

                        

©  FreeWolf
08/10/2006 21:52. Autor: José Luis García #. Cubil Bucólico No hay comentarios. Comentar.

Nuestro instante

20061017221321-arroyo.jpg

El aire
se acerca en la tarde
susurrando
lejanos los sonidos de un tiempo
que aún no ha sido heredado.
             
Cada resonancia irrumpe en la meditación
en ese glauco estremecimiento
mecido en los nebulosos embates de la jornada
mientras sentía silencioso
del rocío su frescura
con la intensidad del más vívido de los recuerdos,
aquellos ojos
que del espejo se aislaban
entre la bruma rasgueada de la espesura
carmesí de tus labios
y las ambarinas siluetas
que velan en concisos símbolos
de la casa los cobijos
ligados a los incorpóreos alados.

          
Percibo tus manos
deslizarse por mi espalda
entre los ocultos sonidos del orgasmo
y los cuños que el paso señalan de tus bríos
en los sazonados campos del deseo.
               
Caen las sombras
del parqué anegando las ranuras
fugaces del anhelo
y la noche me transfiere en tu iris
la mirada al horizonte
donde perduran toronjas las luces
del que será siempre
nuestro instante.
                                         
© FreeWolf

17/10/2006 22:03. Autor: José Luis García #. Noctívagos No hay comentarios. Comentar.

Tierra humedecida

20061021195316-inside.jpg

La mirada de la tarde

devuelve humedecida a la tierra

el almagre de los enigmas etéreos

y del grácil eco de tu aliento

entre las veladas gotas

que abandona la inquietud

en la calidez sinuosa de mis dedos.

              

El aire arrastra apacible el otoño

que no quiere del árbol

abandonar su savia

ni el suave efluvio de tu ansia,

ni la pulida sombra de mis labios

en la tersura de tu cara.

                 

El sol y sus rayos nos miran

en la hondura ciega del boscaje

y retirados en la tintineante bruma

nos perdemos en abrazos amantes…

                       

©  FreeWolf

21/10/2006 19:53. Autor: José Luis García #. Pupilas No hay comentarios. Comentar.

Palabras a GOBINA

20061029201346-redondel.jpg

Se reúnen las palabras
en el vacío del tiempo
a la espera de ser domeñadas
en la profundidad del silencio.

Y el inmarcesible cosmos
accede a que en ellas
rutilen sus espacios
permitiendo a la oscuridad
acoger la afable estela.
     
A veces en la inconsciencia
se graba ansiado el eco
que atrapa al pensamiento
en el misterio de la existencia.
               
Y las palabras atraen
del anhelo las imágenes
entre las rumorosas riberas
de la amistad y el apego.

Y se aloja en nuestra ánima
la grandeza y magnificencia
en ese especial sentimiento
de auténtica complacencia
           
mientras erramos entre las sombras
guiados por esos faros
que sugieren a nuestros rumbos
perspectivas frescas...

               

©  FreeWolf
26/10/2006 14:14. Autor: José Luis García #. Estelas No hay comentarios. Comentar.

Para un requiem

20061029200742-urna.jpg

¡Oh, muerte

ensamblada en obeliscos

y solemnidades

entre los encandilados arrebatos

del ensueño

cuando las palabras revelaban los signos

y el ímpetu sensible de los talentos

que poseerías venerada la claridad

del cielo!

                   

Arrostras la soledad

en el reposo adverso del tiempo,

ahora nacáreo,

irreverente y sombrío,

mientras sellas los instantes

con los surcos que quebrantan la pasión

en nuestros cuerpos.

                       

¡Qué labios osarán pronunciarte

en la intimidad del sepulcro pétreo,

incrustando así obstinada en tu guadaña

los profanados ecos del silencio!

                     

La armonía maceras voluptuosa,

que naciente en el placer esmerilado

tórnase inicua y dolosa

por la vida que se entrega.

                    

¡En esa vacante nada

no aparecerá la joven Eva

ni la poma serpenteada,

en la que si quiera ceder,

junto al albedrío, la dentellada

del saber secreto!
                              
©  FreeWolf

29/10/2006 20:07. Autor: José Luis García #. Dentelladas No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris